Aliviando el dolor durante el Cáncer 

No todas las personas con cáncer sienten dolor, sin embargo, un gran número de pacientes refieren tenerlo.  

El dolor generado por el cáncer puede tener diferentes características en su manifestación e intensidad. Puede ser constante, intermitente, leve, moderado o intenso. El grado de dolor que se siente depende de varios factores, como el tipo de cáncer, lo avanzado que esté, su localización y la tolerancia que se tenga hacia al dolor. 

La mayoría de los dolores relacionados al cáncer son manejables, y el control del dolor es una parte esencial del tratamiento. 

Causas 

El dolor puede estar causado por el propio cáncer. El dolor puede producirse si el cáncer crece o destruye el tejido cercano. A medida que el tumor crece, puede presionar nervios, huesos u órganos. El tumor también puede liberar sustancias químicas que pueden causar dolor. En estas situaciones, el tratamiento del cáncer puede ayudar a disminuir el dolor. Sin embargo, los tratamientos oncológicos, como la cirugía, la radiación y laquimioterapia,  en algunas ocasiones también pueden causar dolor. 

¿Cómo tratar el dolor durante el cáncer? 

Hay varios tratamientos muy efectivos para el manejo del dolor y éstos pueden variar según la causa del dolor y de la intensidad que se sienta. Es posible que se necesite una combinación de tratamientos,  para encontrar el máximo alivio. 

La medicina integrativa y sus tratamientos pueden ser una gran opción. Algunas personas encuentran cierto alivio del dolor mediante la acupuntura, los masajes, la fisioterapia, los ejercicios de relajación, la meditación y las técnicas de respiración. 

Algunos estudios han sugerido que la relajación generada por la respiración consciente y tranquila puede ayudar a mejorar la atención. Por este motivo, actualmente se están implementando terapias de respiración consciente, en las que el paciente puede aprender técnicas de respiración que le ayuden a distraerse del dolor, reforzando la atención, como aspecto clave que ayuda a modificar su percepción. 

Todos los medicamentos para el dolor tienen efectos secundarios. Apóyate en tu médico para conocer los beneficios y los riesgos de cada tratamiento y cómo debes controlar los efectos secundarios. Juntos pueden decidir qué tratamientos pueden ser los mejores para ti y en ocasiones, estos pueden irse modificando. Apóyate en tu equipo de salud, para recibir un tratamiento integral en el manejo del dolor. 

Te invitamos a que descargues Healing Presents y que practiques la meditación “Ayuda para manejar el dolor” que encontrarás en varias secciones, ésta te podrá ayudar a modificar la percepción de tu dolor, disminuyendo su intensidad y sufrimiento. Aún, tomando medicamentos puedes practicarla y usar la escala del dolor que tiene la App, ésta aparece antes de la meditación y posterior a su uso, así puedes identificar cómo se modificó tu dolor antes y después de realizarla. ¡Permitirte aprender herramientas para manejar y disminuir el dolor siempre serán de gran ayuda!