Construyendo una auto-imagen positiva

La auto-imagen es la representación mental que se obtiene pero, sobre todo, que construimos de nosotros mismos.  

Y que no solo representa las características “objetivas” que pueden estar disponibles a la observación de otros (como la altura, peso, color del pelo, género, cociente intelectual, etc.), sino también, los elementos que hemos aprendido sobre nosotros mismos, por experiencias personales o por que hemos interiorizado los juicios de otros. 

La definición de nosotros la hemos fabricado, por lo general, respondiendo a la pregunta ¿Qué es lo que cree o piensa la gente de mí? Pero hoy te extendemos la invitación a plantearte otra pregunta ¿Qué quieres ser y pensar sobre ti mismo? Y, a partir de ahí, construir la imagen sobre ti que deseas.

Desde tu experiencia puedes crear la representación de ti que resuena contigo y proyectarlo a otros. La manera en que piensas de ti mismo, cambiará la forma en que otros lo hacen y, sobre todo, la forma en cómo respondes a lo que otros piensan desde su propia experiencia y perspectiva, sin que cambie la tuya. 

Reconocer nuestras posibilidades nos ayuda a crear una imagen positiva de nosotros mismos, que no se enfoca en lo que “no somos”, “no podemos ser” o “no tenemos”, para crear desde lo que tenemos, sabemos hacer, podemos aprender a hacer y podemos crear para ser. No lo que otros nos han dicho o han definido que es lo mejor, correcto o más bonito, sino lo que nosotros vemos, podemos y queremos definir de esa manera. Lo que vemos en el espejo es un reflejo de lo que vemos en nuestro interior, y para eso no hay limitaciones. Somos auténticos y somos hermosos si decidimos, primero, vernos a nosotros mismo de esa manera, sin importar el contexto. 

Reconócete, acéptate y ámate sin esquemas ni paradigmas ¡Confía siempre en ti! 

La meditación de Nuevos Cambios Físicos es una gran herramienta para reconectarte con todo tu ser.